Después de la tormenta…

IMG_6914.PNG

Tenía los dedos llenos de cortes, me salió un orzuelo en el ojo izquierdo e incluso me pesqué a mi misma detrás de la oreja.
La tengo toda rajada.

Digamos que lo que mal empieza, te diré quién eres…

He estado una semana con fiebre, orina de 60 grados y tres mil africanos bailando en mis riñones.

Y es que como hablábamos dos idiomas me fui a otro barco que se llama Mambo diablo por el disco de Tito puente.

Mi amigo Alvaro me enseñó a hacer fumé de langosta y fregamos los cacharros en la cocina con un grifo de agua salada que tenía una bomba que recogía agua del mar en el momento.

Los camarotes eran enormes y los niños jugaban al escondite y saltaban en la red de proa llenándolo todo de serpentinas.

Era el barco de mi amiga Nahla que ahora no está pero que siempre está por todas partes.

Y vinieron Anais y Pablo y fue como una sacudida y un abrazo largo y un relámpago de azúcar y un baño de luna, todo junto…

Y después de morirme durante dos meses el de los ojos color kayak me dijo “vuelve a casa, todo es mejor cuando estas cerca, quédate, Marina, seamos felices, comamos pizza de atún”

IMG_7041-0.JPG

Y yo cogí mi casa de Caracol y la monte en el dingui y me volví a casa, a mi Moskito, que ahora tiene una hamaca colgada en la popa donde puedo leer mientras el barco me mece la siesta.

Y nos levantamos temprano y el se va a pescar y llega todo barba y sonrisa y me dice un montón de romanticismos con burbujas y vamos a pasear y nadar y nos bañamos en la orilla.

Y hacemos planes que cruzan océanos y nos llevan de vuelta a España para empezar la vuelta al mundo juntos, y a vela.
Que yo me crucé el Atlántico en avión y eso es trampa. Así que volvemos.

Y este verano estaremos allí con todas las ganas de helado y paella de su abuela.

Y ya no peleáremos por blanco y negro porque nos da igual y hemos llenado todo de arcoiris, y nos hemos tragado las batallas porque ganar o perder es un rollo y lo que queremos es estar bien, juntos o separados, pero estar bien, ser felices, reírnos muchas veces y estar por encima de todas las cosas.
Que nada es tan importante, que que bien todo y que hambre de millas.
Que te quiero, que te como, que te aprendo y que ay! Que bien, coño, como aprendo de ti y como aprendo de mi y que ole olé que bien cuando uno está bien.

Y eso, un beso y gracias por pasear por aquí 🙂

IMG_7038-3.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s